Tucumán: denunciaron por homicidio a los médicos que le hicieron la cesárea a la nena violada

0
11

La presentación fue contra José Gigena y Cecilia Ousset, quienes realizaron la práctica luego de que tanto la nena como la mamá solicitarán la Interrupción Legal del Embarazo.

Un grupo de abogadas y abogados de Tucumán presentaron una denuncia por homicidio contra los dos médicos que le practicaron la cesárea a la nena de 11 años que había sido violada por la pareja de su abuela. Desde un primer momento, tanto la nena como la mamá habían solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) -tal como establece la ley desde 1921- pero autoridades provinciales y del hospital retrasaron la práctica.

El embarazo de la nena ya era avanzado. Las autoridades decidieron realizarle una cesárea para “salvar las dos vidas”. En el momento en el que se iba a realizar la intervención, todos los médicos -salvo José Gigena- se declararon en objeción de conciencia por lo que tuvo que ser asistido por su mujer, también médica, Cecilia Ousset.

La beba sobrevivió unos días, pero finalmente falleció el viernes pasado. Fue entonces cuando los abogados María Teresa Mockevich, Viviana Matar, Luciana María Colombres, Jorge Javier Ramacciotti, Constanza Del Carril, Raúl Alfredo Lezana, Ángela Lorna Vittini, Ricardo Miguel Auad, con el patrocinio de Salvador María del Carril, realizaron la denuncia contra los médicos por “homicidio calificado”.

Además de la denuncia, la pareja vive amenazada por grupos pro vida. El matrimonio tuvo que cambiar a sus hijos de escuela porque a uno de ellos le aplicaron el derecho de admisión. Saben que todo está vinculado por haberle practicado la cesárea a la nena.

En declaraciones televisivas, Gigena aseguró que no le sorprende la presentación “porque viene de grupos autodenominados provida que, en realidad, son antiderechos que intentan avasallar los derechos de otras personas que, como en mi caso, actué en el marco de la ley. El objetivo de todo es generar un amedrentamiento en la comunidad médica para que nadie más se atreva a hacerlo”.